Arturo de Ascanio. Teoría y poesía en acción.

Ascanio supo como nadie verbalizar y hacer conscientes los procesos psicológicos y técnicos que gravitan entorno al proceso mágico. El desarrollo conceptual al que sometió nuestro arte, dotándolo de términos precisos y acertados, nos permite hoy entender mucho mejor a qué nos referimos cuando hablamos o estudiamos magia. Fue un genio que ha marcado el antes y el después en la magia española, el maestro de todos, capaz de crear escuela en nuestro país y en todo el mundo.

Nació en Canarias pero vivió en Madrid. Su familia, primero su padre y luego su esposa, no entendían bien su afición a la magia, aunque su pasión siempre estuvo muy por encima de las dificultades que pudiera tener en su juventud. Solía encerrarse en el baño para leer y ensayar sin que nadie le viera, acudía a menudo a la biblioteca de Pereda, un mago amigo que tenía bastantes libros en la trastienda de su zapatería, y copiaba los textos en inglés para que su hermana luego los tradujese. De este modo, poco a poco, fue aprendiendo y absorbiendo todo lo que pudo, sobre todo manipulación, la primera rama de la magia que le interesó verdaderamente (en sus diversas variantes, desde los aros chinos a malabarismos con cartas). Con el tiempo derivaría a la magia de cerca y, luego, definitivamente, hacia la cartomagia.


El apogeo de las salas de fiestas le dio la oportunidad de aprender mucho delos profesionales que se acercaban a Madrid. Veía sus actuaciones y luego se apuntaba al grupo de los que, a base de invitaciones, tertulias y empeño, conseguían arrancar conocimientos al mago de turno.

Así por ejemplo aprendió de Denis Moroso su primera versión de "Todo dorsos". En el año cincuenta y tres, gracias a una de estas giras de los magos extranjeros por las salas de fiestas españolas, conoció a Fred Kaps y entonces su afición cobró un nuevo sentido. En el camerino del teatro Villa-Rosa, Kaps le hizo "Ases para conocedores", y después, en el hotel Luxar, "Mental Card Miracle", de Daley. Arturo quedó impresionado y descolocado. A partir de ese momento dedicaría su vida a descifrar las claves de la intensa sensación mágica que experimentó aquel día. Las conclusiones teóricas a las que llegó han marcado la historia del Ilusionismo y con ellas han crecido muchos de los mejores magos contemporaneos.
Tras ver a Kaps, Arturo necesitó poco tiempo para empezar a deslumbrar con sus estudios. En 1956 escribió "Navajas y Daltonismo", una recopilación de toda la magia de navajas que conocía, en la cual, por supuesto, incluyó su soberbia rutina personal y la portentosa producción final de navajas pequeñas. No lo editó hasta dos años más tarde, bajo el pseudónimo de Marcus (seguía ocultando en casa hasta dónde llegaba su gran afición). En paralelo publicó varios artículos de importancia, entre ellos "La concepción de la Atmósfera Mágica", lúcida visión de cómo ha de transcurrir una sesión de magia, hoy considerada un trascendental punto de inflexión de la magia española.



A pesar de su juventud, la profundidad de sus investigaciones y su inequívoca destreza técnica le hicieron contar pronto con el reconocimiento de los ilusionistas españoles y de los pocos pero excepcionales magos extranjeros que le conocían (Kaps, Fu Manchú, Jean Carles y alguno más). La aplicación práctica de sus análisis convertía los juegos que realizaba con imperdibles, cubiletes, navajas, monedas o cartas, en pura magia, sin el menor vestigio de técnica ni la más mínima intuición de por dónde podía ir la explicación (que él, por entonces muy" secretero", tampoco comentaba con sus colegas). Se reconocía la inteligencia y oportunidad de sus exposiciones y, a la vez, se laureaba su capacidad para realizar milagros mágicos. En 1959 obtuvo el Gran Premio del Congreso de Sevilla por sus adaptaciones de varios juegos, entre ellos "The Squacious Spades" de Daley.

Surgió también un fenómeno que con el tiempo se haría universal y que todavía se mantiene muy vivo: el de los magos que se reconocían discípulos suyos. Manipuladores como Martínez Muro, Bringas o Queipo de Llano, en boga en el mundillo mágico de aquellos días, se consideraban con orgullo alumnos del gran maestro de la teoría mágica y la manipulación, ya en proceso de viraje hacia la cartomagia.

Durante la década siguiente, y tras haber estudiado e interpretado los juegos de grandes artistas, Ascanio se centró en efectos de su propia creación. Eligió la baraja como único medio para desarrollar sus juegos y como herramienta exclusiva de su docencia. Juegos maravillosos como "La fuerza motriz del pensamiento" o "La carta rota" (ver video inferior) son el preludio de su señalada aportación a la cartomagia mundial: En 1965 inventó el culebreo, técnica que Kaps denominaría "Ascanio Spread". La belleza del pase y el secreto que oculta adentraron a Arturo en las posibilidades del manejo de la carta doble, definida por él como la poesía de la cartomagia (completando así la afirmación de Hofzinser: "La cartomagia es la poesía de la magia").



(Carta rota de Ascanio basada en las versiones de Marlo y LePaul)

Por si fuese poco, casi simultáneamente regaló a la comunidad mágica "Análisis de un juego", una magistral conferencia en la cual ya aparecen en todo su esplendor algunas de sus definiciones, inigualables manifestaciones de su exquisito dominio del lenguaje enfocado de modo sublime al conocimiento de la magia. La "Naturalidad condicionada", "paréntesis anti-contraste", "paréntesis de olvido", "ley el movimiento prioritario", "acción en tránsito", "acción de continuidad aparente"... son joyas que pertenecen ya al acervo cultural del Ilusionismo.


("Ases de mi examen", actualmente descrito en vol.1 de La Magia de Ascanio)

El talento de Ascanio removía los cimientos de la magia para hacerla más profunda y depurada. La mezcla de teoría y práctica eran una revelación para todo aquel que se acercase al genio, que iba a más. Y sin embargo, poco después del Congreso del FISM de Ámsterdam, en 1970, donde le fue concedido el Primer Premio de Cartomagia, se retiró del mundo mágico, separación a veces alterada por esporádicas apariciones en encuentros de ilusionistas o la publicación de algún artículo.


Pasarían siete años para que regresara al mundo de la magia, aunque esta vez fue definitivo. Su reencuentro con los magos supuso para su vocación docente el inicio de una larga época de conferencias memorables ("El manejo de la carta doble", "Psicología del empalme"...) y la publicación de sus primeros libros ("La magia de Ascanio", Vol.1y 2). En el campo de la práctica mágica creó numerosas variantes y detalles para el culebreo y se entregó a la tarea de mejorar eternamente sus juegos, dedicación que le acompañaría hasta el final de sus días.
Nadie dudaba que, a pesar de sus importantes aportaciones, la genialidad de Arturo tendría aún mucho que deparar. Y así fue. En 1985 apareció el ciclo de cinco conferencias (¡¡5!!) denominado "Concepción estructural de la magia".


Cada una de ellas trataba un tema prioritario para abordar con profundidad el hecho mágico. "La presentación", "La cobertura", "La construcción", "La técnica" y "Cómo estudiar magia" eran la síntesis de años y años de meditación y estudio para responder al porqué de lo que sintió aquel día al ver hacer magia a Fred Kaps. Su pensamiento y magisterio le habían convertido en el maestro de maestros. Y explotó la aureola que ya siempre le acompañaría, con gran sensibilidad y vocación pedagógica. Su amor a la magia y su vasta cultura acercaron a él a principiantes y a magos consumados. El mito de Ascanio se extendió por Europa y por todos los Estados Unidos y la magia pudo ser más magia gracias al maestro.

video
(El maestro explica y aporta detalles al empalme clásico de una carta a dos manos...)
Un par de años antes de morir publicó su versión del efecto "Los días negros". En él se mezclan técnica, teoría y explicaciones de modo continuo y muy fluido. Era un acercamiento al modelo del libro en el que siempre pensó, pero que nunca llegaría a escribir. Hoy quedan sus textos, su obra, sus recuerdos, su magia. .. y una base para hacer inmortal tan bello trabajo y evolucionar en la magia gracias a él.
(Laura Aviles y Miguel Angel Gea, la editora y el autor de La Magia Española del Siglo XX, obra de la que hemos recogido casi en su totalidad la documentación para confeccionar este artículo dedicado a la figura de Ascanio.
Para información de nuestros lectores, Gea obtenta el Primer premio de Magia de cerca del congreso latinoamericano "Flasoma" 1998, ha sido Mago del año Premio Ascanio de Madrid en el año 2000, Primer premio de Magia de cerca en el congreso nacional de Granada 2001. , y hace cuatro años fue galardonado con el Gran premio extraordinario del congreso nacional de Zaragoza 2004. Es profesor, -desde el año 1998 de la Gran Escuela de Magia "Ana Tamariz"-, escritor y colaborador en diversos fanzines y circulares mágicas. ).
Aprovechamos la ocasión para felicitar a Miguel Angel Gea y Juan Gallego Luque por su gran trabajo: "La Magia Española del Siglo XX", atreviéndose ha realizar un exepcional recorrido panorámico (personal pero sustentado en anécdotas y relatos de los propios protagonistas a lo largo y ancho del país) por los antecedentes y la evolución del arte del ilusionismo español del Siglo XX. Rindiendo homenaje asi, a todos aquellos que han han hecho posible que la magia española tome el prestigio y la calidad internacional de la que goza actualmente. La Magia Española del Siglo XX incluye además extensas e interesantes entrevistas a los auténticos maestros de la magia- entre ellas la de nuestro gran ámigo y compañero de magias Javier Benitez a Ascanio-, un abrazo Javi. Y además cuenta con juegos nunca antes publicados, profusamente explicados e ilustrados, y con más de 200 dibujos. Nuestra más sincera enhorabuena señores Gea y Gallego, Gallego y Gea, desde la buena magia.

video
(Miguel Angel Gea con Laura Aviles, revisando la primera edicion de La Magia Española del Siglo XX).



(Gaetan Bloom, Anabel y Carlos Durán leyendo y comentando La Magia Española del Siglo XX).

"Cuando un mago me pide que le explique un juego, si deseo hacerlo se lo explico con detalle, pero si por alguna razón su forma de interesarse no me convence, no sólo no se lo niego, sino que le explico cinco ó seis juegos mas, sabiendo que cuando se marche no podrá recordar ninguno..."

... Arturo de Ascanio (revista misdirection, mayo/junio 1997, página 103).

4 comentarios:

  1. Por estos artículos es que siempre vengo al blog y espero encontrar una lectura nueva.

    Muchas gracias Carlos.

    ResponderEliminar
  2. hay un juego de magia que hace ascanio con cuatro monedas y dos cartas el juego consiste en reunir todas las monedas en un solo lugar magicamente ese juego aparece en el primer video que esta hasta arriba en este blog en esta pagina y me gustaria saber si ascanio publico como hacer este juego en alguno de sus libro y en que libro fue porfavor ayuda gracias saludos feliz navidad

    ResponderEliminar
  3. Estimado amigo, el juego al que te refieres es un matrix, nombre clásico en la magia que se le da a los efectos en los que cuatro objetos se reúnen haciendo un viaje en un mismo lugar. Hemos consultado a J.Benítez, alumno directo de Ascanio, sobre la procedencia de esta versión que Ascanio realiza en el video. Y parece ser que el matrix que realiza el Maestro es de Ross Bertram, el cual está descrito en el libro "La Magia de Ross Bertram". Puedes consultarlo ahí, aunque te avismos que no existe traducción al español de dicha obra.

    Felices Fiestas.
    (Gracias Benítez por la información, recibe un cordial abrazo).

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2/1/12 13:31

    Da gusto leer un blog tan bueno como este.

    Espero poder leer muchos más.

    Gracias.

    ResponderEliminar

Desde la buena magia te agradecemos cualquier tipo de comentario o sugerencia que nos puedas aportar.